En las últimas publicaciones que hemos compartido en Crearte Coaching hemos profundizado en torno al autoconocimiento emocional. La escucha de las emociones, el diálogo en torno a aquello que sentimos, tiene una intencionalidad terapéutica: escuchar su mensaje esencial. Es decir, dar espacio en nuestro presente a aquello que tiene que decirnos la emoción a través de un acto de libertad interior.

Cuando una persona escribe algunas de sus reflexiones sobre emociones y sentimientos en un diario está exteriorizando este universo sobre el papel. Por el contrario, cuando no está atenta a este mensaje emocional, pierde la referencia de esta fuente de información tan valiosa de desarrollo personal.

Autodescubrimiento y libertad

Este camino de autodescubrimiento que te ayuda a poner el foco en ti desde la respuesta de una presencia alineada con la escucha atenta hacia tu mundo interior, también pone el foco de forma directa sobre la emoción y su función positiva. De manera adecuada, una persona puede buscar el punto de vista externo de alguien de su confianza en torno a un asunto que le interesa. Sin embargo, recuerda que todo proceso de coaching, al igual que la experiencia proactiva de la vida, es totalmente único. Tus emociones son un reflejo de esta historia que tiene tu huella. Una huella que se manifiesta en las acciones. Pero también en los valores, creencias, pensamientos y emociones.

La conclusción a partir de la escucha de una emoción no siempre es inmediata. A veces, su mensaje queda interiorizado en el corazón del protagonista por medio de su referencia a situaciones distintas en las que esa voz expresa un mensaje que apela a su atención. Comprender el mensaje de la emoción significa ir más allá de la emoción misma para alcanzar este plano expresivo.

El calendario alimenta la motivación del cambio a través del paso de las estaciones. Una evolución temporal que puede estar ligada al cumplimiento de nuevos proyectos. La meta del descubrimiento personal no es un medio sino un fin que conduce a la libertad. Para escuchar el mensaje de la emoción es fundamental que encuentres tiempo y espacio en el presente para recibir desde la atención plena esta información. Imagina esa situación en la que acompañas con empatía a una persona importante para ti. Alguien que expresa en una conversación contigo aquello que siente a partir de una situación concreta.

¿Te dedicas este tiempo a ti mismo?

La inmediatez que experimentamos actualmente al compás del ritmo de la tecnología puede hacernos perder de vista que el tiempo emocional tiene un compás distinto. Para escuchar el mensaje de la emoción es recomendable romper con el esquema de un proceso automatizado. Cambia esta perspectiva por un posicionamiento que está asentado en la paciencia y la calma. Existen preguntas sin una respuesta definitiva que aportan luz en la vida. Y también existen respuestas que cambian vidas. Pero por su trascendencia no siempre surgen en la inspiración de un momento. Todas las opciones son posibles cuando hablamos de lo humano.

Empatía y presencia consciente

Existen espacios de libertad que pueden ayudarte a profundizar en torno a esta escucha atenta de las emociones. El contacto con la naturaleza es un ejemplo universal de lugar en el que el ser humano incrementa su bienestar. Alcanzas esta vinculación con el presente a través de la nueva información percibida por medio de los sentidos. Esta atención a los estímulos del entorno natural es un anclaje de presencia en el ahora.

La comunicación a través de las palabras también puede ayudarte a poner nombre a tus emociones. El mensaje que está pendiente de desvelar no se clarifica desde lo abstracto sino desde lo concreto de aquello que estás sintiendo. La escritura es una herramienta útil para profundizar en torno a este autoconocimiento. Pero también lo es el dibujo por su comunicación visual.

¿Cómo captar el mensaje de las emociones?

Haciéndote responsable de aquello que tienen que decirte. Y de aquello que tú quieres expresar en este diálogo. Este objetivo es una prioridad en tu vida, ya que esta es una motivación universal, te ayuda a cuidar la relación que tienes contigo. Escuchar las emociones es decisivo para avanzar en el tiempo de la vida desde el capítulo presente. De lo contrario, alguien puede permanecer en el pasado cuando ha estado distanciado de sí mismo por medio de emociones no escuchadas.

Si la búsqueda de la felicidad es una realidad para todo ser humano, este viaje también está guiado por la brújula de la libertad y la escucha de las emociones. Cuando una persona alcanza este nivel de realidad, tiene un mayor nivel de creatividad para crear nuevas circunstancias de alegría.

Las palabras no logran alcanzar la esencia de la experiencia subjetiva de la realidad vivencial de quien experimenta el encuentro consigo mismo. En este entorno vivencial, se desarrollará el próximo curso las 7 etapas del proceso del despertar de la conciencia, un programa de Especialista en Inteligencia Emocionalimpartido por Crearte Coaching. Un programa que también está acreditado por ICF.

Foto – Pexels

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…