Siete consejos para retener el talento en la empresa

Existe un punto débil en cualquier profesión: decir una cosa y no predicar con el ejemplo. Sin embargo, en el coaching, este error tiene consecuencias especialmente graves ya que afectan a la propia credibilidad del coach. Expresar algo en la teoría es sencillo, inspirar a los demás en la práctica es más complicado.

Las empresas y las escuelas de coaching están formadas por personas. Personas que son la fuente de talento de las organizaciones y que, sin embargo, en ocasiones se sienten totalmente olvidadas. Tratadas como simples números en beneficio de la productividad. Esto tiene consecuencias ya que los trabajadores aspiran a ser felices en la oficina. Por tanto, sueñan con encontrar empleos que no solo ofrecen buenas condiciones de salario, sino también, de calidad emocional en términos de motivación externa. Las empresas de mayor éxito son aquellas que invierten en talento para fidelizar a los mejores profesionales.

¿Cómo conseguir este objetivo? Contribuye de un modo positivo a la propia vocación profesional de tus empleados.

1. Ponte en el lugar del empleado

Si has trabajado para otras empresas, entonces, intenta recordar qué detalles valorabas tú cuando eras empleado y qué aspectos echabas de menos. De este modo, potencias la empatía al ponerte en el lugar de los trabajadores de los que eres jefe.

2. Practica la comunicación positiva

Transmite información actualizada a los trabajadores sobre los proyectos en los que están participando. La palabra es clave para definir una buena relación profesional. Por el contrario, los silencios y todo aquello que se da por supuesto pero no se dice, tiñen de desconfianza las relaciones profesionales. En relación con el plano de la comunicación, existe un aspecto básico: cumple lo que prometes.

3. Identifica las carencias de la organización

Las empresas suelen exigir mucho a los trabajadores, sin embargo, deben aplicar esta misma autoexigencia al propio proyecto para identificar las carencias y corregir debilidades con el fin de potenciar la marca corporativa. Y si crees que tu organización no tiene ninguna carencia, eso es porque no has profundizado lo suficiente en el tema.

4. Condiciones de trabajo

Este es un aspecto importante puesto que los trabajadores también se sienten más o menos valorados en función de aspectos tan importantes como las tarifas o la puntualidad en los pagos por los trabajos realizados. Sin embargo, también es importante el salario emocional. Aquel que puede definirse, por ejemplo, por un buen horario de oficina. O la posibilidad de un empleo flexible al trabajar desde casa algún día por semana, por ejemplo.

5. Formación continua

Para retener a los mejores profesionales en la empresa también es importante que la organización invierta en recursos de formación para potenciar a los empleados al adquirir nuevos conocimientos y desempeñar nuevas funciones. Los empleados también valoran la oportunidad de poder desarrollarse y evolucionar dentro de la propia organización. Por ejemplo, a través de un ascenso, la toma de nuevas responsabilidades o un aumento de salario. Muchos profesionales no observan su vida laboral como una línea recta sino como una experiencia en la que crecer y evolucionar.

Muchos profesionales experimentan insatisfacción cuando se quedan estancados en su vida laboral y viven día tras día el aburrimiento de lo previsible.

6. Valora el trabajo de los empleados

Algunos jefes viven con la insatisfacción crónica de creer que ellos hubiesen hecho mejor que un empleado contratado el proyecto del que se ha ocupado. Valora al equipo que forma parte de tu empresa porque tú solo no podrías abarcar tanto como con ese equipo de personas con formación y experiencia que suman un valor añadido a tu marca. ¿Y cómo valorar el trabajo de los empleados? De una forma muy sencilla, a través del lenguaje, reconociendo el elogio.

7. Ofrece valores constructivos

Es importante que los empleados se sientan identificados con la organización de la que forman parte por distintos motivos. Por ejemplo, por los valores de marca. Por tanto, puedes potenciar los valores ecológicos en un claro ejemplo de desarrollo empresarial que promueve la sostenibilidad ambiental. Al integrar la factura electrónica en tu negocio estás potenciando esta cultura ecológica gracias al ahorro en el consumo de papel. ¿Qué valores quieres que te diferencien? Entonces, aplícalos a tu negocio.

¿Cómo retener el talento en la empresa? Creyendo precisamente en que el talento es una esencia fundamental del desarrollo del negocio.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…