¿Cuáles son los objetivos del coaching en la empresa?

El coaching es una herramienta de ayuda muy importante no solo para potenciar el crecimiento personal de los trabajadores, sino también, para potenciar el crecimiento profesional. El coaching puede estar al servicio de la empresa. Es decir, puede ayudar a la organización en una doble dirección. Puede impulsar a cada trabajador a ser la mejor versión de sí mismo en la realización del trabajo diario. Y, a su vez, el coaching también es un recurso de apoyo para implementar medidas corporativas con las que potenciar la marca de empresa. Por tanto, se trata de poner medios necesarios para potenciar el salario emocional; el coaching es una inversión en felicidad.

1. Gestión del tiempo

El tiempo es uno de los recursos más importantes en la oficina. De hecho, el tiempo está directamente vinculado con la productividad. Por medio de un proceso de coaching, es posible impulsar al equipo a partir de la identificación de los tiempos muertos, fortalezas que conviene mantener, fórmulas de optimización de las horas y técnicas de motivación.

Existen medidas muy sencillas para potenciar la gestión del tiempo en los trabajadores. Por ejemplo, implementar un horario de jornada continua durante el verano y todos los viernes del año.

2. Elaborar un plan B

Muchas empresas quedan estancadas en la dinámica de una forma de actuación repetida que muestra una zona de confort limitante. Sin embargo, por medio de un proceso de coaching, es posible elaborar planes alternativos evitando la visión en forma de túnel y elevando el pensamiento creativo.

3. Retener el talento

Una empresa de éxito se define por la estabilidad de los profesionales que forman parte de la plantilla. Por el contrario, las empresas que menos cuidan de los trabajadores son aquellas que tienen una rotación constante en la plantilla. Ofrecer servicio de coaching a los trabajadores en un horario específico a la semana es una fórmula de motivación para profesionales que buscan un lugar de desarrollo profesional en el que sentirse valorados como personas.

4. Gestión del cambio

Los cambios producen estrés en las personas por la sencilla razón de que detrás de todo cambio nace la necesidad de un proceso de adaptación y surge el miedo a lo desconocido y el apego a la rutina. Uno de los objetivos del coaching es elevar la resiliencia de los trabajadores para afrontar los cambios con optimismo realista. Cambios que pueden estar motivados por una medida propia de la organización, pero en otros casos, también pueden estar producidos por circunstancias externas. Por ejemplo, una crisis de marca.

5. Establecer un cambio de liderazgo

El líder de una organización puede ejercer una influencia positiva o negativa en el equipo. Por esta razón, en muchos casos, para mejorar el clima laboral en la organización es necesario hacer un cambio en el estilo de liderazgo para adoptar un estilo democrático en el que los trabajadores también pueden aportar su propia voz porque existe la escucha activa por parte de la organización. Por ejemplo, a través de la instalación de un buzón de sugerencias para aportar ideas o la realización de encuestas de satisfacción de clima laboral.

6. Valores corporativos de la organización

Por medio de un proceso de coaching, una empresa también puede conectar su comunicación a través de los distinto canales con los cinco valores más importantes de la marca. Esta coherencia es fundamental para enviar un mensaje unificado a los clientes gracias a una estrategia omnicanal.

7. Establecer objetivos realistas

Este criterio es fundamental. Es decir, el coaching es una herramienta que permite a una organización definir objetivos realistas en relación con el contexto presente. Los objetivos realistas son estimulantes, sin embargo, son alcanzables. Uno de los principales errores de trabajo es concretar metas que en realidad son una ilusión ideal.

8. Crear una cultura de empresa

Una empresa de éxito tiene un alma propia, es decir, su propia esencia. El coaching es una herramienta de ayuda para dotar a una idea de negocio de un alma propia y de una filosofía inherente al trabajo en equipo.

El coaching es una herramienta de apoyo al servicio del éxito empresarial. Durante el verano, es un buen momento para reflexionar sobre la situación de empresa desde una perspectiva objetiva para establecer cambios a partir del nuevo ciclo del mes de septiembre.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…