Beneficios de la escucha activa para coaches

La escucha activa es una necesidad emocional básica para el ser humano como ser social. Sin embargo, en el caso de algunas profesiones, la escucha también es una habilidad fundamental para el correcto ejercicio profesional.

La escucha activa es una cualidad que se entrena a través de la experiencia.

Así como existe una gran diferencia entre oír y escuchar, también existe mucha distancia entre mirar y observar. Sin duda, para practicar la escucha activa también tienes que vivir la pausa de la observación que te permite darte cuenta de detalles que van más allá de lo evidente. ¿Cuáles son los beneficios que la escucha activa produce a un coach profesional?

Bondades emocionales de la escucha activa

1. A través de la escucha alcanzas un nivel de silenciamiento mental necesario para atender la información del cliente y asimilar esa información sin ningún tipo de juicio de valor que actúe como un filtro previo.

2. La escucha activa es una habilidad profesional fundamental para un coach que pone en práctica la empatía de comprender una información personal.

3. A través de esta actitud, también creas una clima positivo en las sesiones de coaching. Un contexto propio que incrementa el nivel de autoconocimiento del cliente.

4. Por medio de la escucha activa, obtienes un mensaje que va más allá de la palabra ya que también observas el lenguaje corporal y facial del cliente. Incluso los silencios adquieren un significado en el contexto de una sesión de coaching. Y una de las primeras pruebas que supera un coach novato es aprender a gestionar esos silencios sin impaciencia por romper ese silencio con palabras que pueden ser ruido.

5. Escuchar con atención es fundamental para poder acerte cargo de cuál es el objetivo del cliente y su historia personal. Además, a través de la escucha, el cliente también se siente valorado y reforzado en su autoestima.

6. Por medio de la escucha activa no solo atiendes aquello que otra persona te dice, sino también, cómo lo dice. Es decir, conectas con el plano de la expresión.

Cómo practicar la escucha activa en una sesión de coaching

1. En primer lugar, es recomendable decorar la escuela de coaching de tal modo que proyecte una imagen de luz y optimismo. El entorno exterior influye de forma directa en las emociones y sensaciones que experimentamos al estar allí. Por tanto, decora tu lugar de trabajo de tal forma que te sientas a gusto y en paz.

2. Vive ese momento en el que un cliente abre su corazón en la sesión como un regalo emocional. Si tomas conciencia de cómo esa experiencia te enriquece como ser humano te resultará más sencillo escuchar esa historia.

3. Concéntrate en aquello que te dice tu interlocutor, sin anticiparte a la pregunta que le harás después. Fluye al compás del propio ritmo de la sesión. Imagina que tienes la posibilidad mental de meter en una caja todo aquello que por alguna razón te preocupa. Guardarlo en esa caja y aparca toda esa información. Ahora, conecta con el punto en el que estás. Esto significa que, como bien sabes, durante la sesión de coaching tienes que olvidarte de ti mismo para concentrarte en el cliente con asertividad.

4. Puedes reformular el mensaje del cliente, hacer una síntesis de lo que ha expresado, utilizando sus propias palabras. El objetivo de esta síntesis es evitar el riesgo de la subjetividad para hacer una interpretación lo más objetiva posible del mensaje expresado por el emisor.

5. Busca el contacto visual habitual durante la sesión. Este contacto inspira confianza y crea un marco de interacción en donde la información fluye en un clima de respeto.

6. Evita las posibles distracciones que pueden alterar el ritmo de una sesión. Por ejemplo, apaga el teléfono móvil durante la charla. Y si tienes algún recado pendiente de hacer, y posponerlo te va a poner nervioso, entonces, gestiónalo antes de la sesión para iniciarla con una total disposición de atención en el presente.

Frases célebres sobre la escucha

1. “Nunca es igual saber la verdad por uno mismo que tener que escucharla por otro”, un mensaje de Aldous Huxley.

2. Juan Luis Vives afirma: “Nada es fácil ni tan útil como escuchar mucho”.

3. “Hay que atender no sólo a lo que cada uno dice, sino a lo que siente y al motivo porque lo siente”, una idea de Marco Tulio Cicerón que puede ser un punto de inspiración para coaches.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…