Cada persona puede tomar la decisión de comenzar un proceso de coaching a partir de una motivación propia. El proceso de la búsqueda de empleo conduce al objetivo de encontrar una oportunidad profesional. ¿Cuáles son los beneficios que la experiencia de un proceso de coaching puede ofrecer a quien se encuentra en este momento? En Crearte Coaching compartimos este decálogo de ideas.

1. Motivación en la búsqueda de empleo

Este es uno de los ingredientes que puede cambiar en el tiempo cuando el proceso de búsqueda de empleo se prolonga durante varios meses. Un proceso de coaching es un antídoto de motivación interna que ayda al protagonista a poner el punto de atención, precisamente, en aquello que puede hacer. Esta motivación interna incrementa la resiliencia frente a la incertidumbre.

2. Identificación de las fortalezas en la búsqueda de empleo

Para mejorar los resultados en la búsqueda de empleo también puedes incrementar el autoconocimiento al concretar cuáles son esos posibles aciertos que quieres mantener en el corto plazo. Durante un proceso de coaching no solo puedes encontrar esta respuesta, sino que también puedes complementar este aprendizaje con el reconocimiento de posibles aspectos que podrías hacer de otro modo. ¿Conoces cuáles son tus fortalezas en la búsqueda de empleo?

3. Generación de alternativas

En este proceso de coaching puedes salir fuera de tu zona de confort mediante la integración de posibles alternativas en el plan de acción. Esta generación de alternativas es muy importante puesto que, para obtener resultados distintos, también es positivo tener diferentes iniciativas. Las alternativas amplían cualquier visión limitante o condicionada por la experiencia previa.

4. Planificación de la búsqueda de empleo

Cada protagonista que vive este capítulo de búsqueda de empleo se encuentra en un momento importante de su vida. Sin embargo, a pesar de las posibles coincidencias entre los distintos relatos, cada proceso es totalmente diferente puesto que las expectativas del profesional y su situación presente también lo son. Un proceso de coaching te ayuda a definir el plan de acción de esta búsqueda de empleo. ¿En qué forma puede hacerlo? Desde la búsqueda de tus propias respuestas. Tú eres el protagonista de este momento y de este proceso.

5. Objetivo de la búsqueda de empleo

Cuando no clarificas cuál es la meta en la búsqueda de empleo, no te concentres plenamente en el proceso. Las dudas que experimentas a nivel teórico también se trasladan al campo de la acción con las decisiones que tomas. ¿Cuál es la meta que te gustaría lograr en esta búsqueda de empleo? Concreta tu objetivo realista.

6. Marca personal

El currículum y la carta de presentación son medios de ayuda en esta búsqueda de empleo. En estos documentos puedes describir tu trayectoria y tu potencial. Pero el autoconocimiento que puedes experimentar en un proceso de coaching es una inversión de branding que puede sumar un valor a tu marca personal. Durante la búsqueda de empleo puedes coincidir con otros profesionales que tienen una formación similar. Potencia la diferenciación mediante la creación y refuerzo de tu marca personal. ¿Qué vas a hacer para reforzar tu marca personal?

7. Desarrollo de habilidades para la búsqueda de empleo

Este compromiso con un proceso de coaching es una manifestación del propio deseo de evolución personal. El protagonista encuentra en este contexto una oportunidad para seguir aprendiendo. Por ejemplo, el cliente de un proceso de coaching puede mejorar sus habilidades sociales en el networking. Otras personas desean mejorar su preparación para hablar en público. ¿Qué habilidades te gustaría desarrollar? En un proceso de coaching puedes encontrar tu respuesta.

8. Iniciativa en la búsqueda de empleo

La búsqueda de empleo puede resultar especialmente compleja cuando las creencias limitantes de quien vive este momento interfieren en el propio proceso. Pero también puede ocurrir que el cliente reciba mensajes de desmotivación por parte de otras personas de su entorno. Personas que le desaniman con palabras que transmiten un mensaje de desilusión sobre la dificultad de determinada meta. Un proceso de coaching puede ayudarte a fortalecer tu autoconfianza. Es importante que creas en ti mismo.

9. Bienestar

Durante la búsqueda de empleo es posible cometer el error de poner la alegría completa a la espera de lograr una meta. El tiempo de este proceso es importante. Es positivo que cuides tu calidad de vida para encontrar el equilibrio entre el tiempo dedicado a este propósito y el propio descanso. Durante un proceso de coaching puedes planificar con realismo el calendario de acciones llevadas a cabo en este escenario de desarrollo profesional siempre en armonía con el plano personal.

Disfruta de la búsqueda de empleo. Visualiza tu meta con ilusión. Identifica cuáles son los posibles ladrones de energía en este proceso. Disfruta también de otros objetivos personales. Celebra los pequeños logros en este camino.

10. Flexibilidad en la búsqueda de empleo

A través de la búsqueda de empleo, al igual que en otras vivencias, puedes sentir que la realidad se aleja de tus expectativas si solo observas las cosas por cómo te gustaría que fuesen. La flexibilidad incrementa la resiliencia durante un proceso de coaching ya que puedes descubrir el valor de la flexibilidad para tomar nuevas decisiones que están alineadas con el mapa presente.

Por tanto, un proceso de coaching produce numerosos beneficios a aquellas personas que desean buscar trabajo. Un decálogo que puede inspirar tanto a aquel profesional que vive un periodo de desempleo como a aquel que forma parte de un proyecto pero busca un cambio en su situación profesional. Cada historia es personal.

Si estás buscando trabajo y quieres hacer un proceso de coaching, en Crearte podemos acompañarte en este camino hacia tu meta. El primer paso, a veces, es el más difícil. Y un proceso de coaching puede incrementar tu compromiso con ese primer paso.

Foto – Pexels

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Abrir chat