Un equipo es el valor sobre el que se sustenta la misión principal de una empresa o un negocio. Un equipo está integrado por distintas personas que están implicadas en un mismo proyecto y, como tal, trabajan en colaboración para alcanzar objetivos comunes. El liderazgo es uno de los factores más importantes en la dirección de un equipo.

El líder no tiene esta habilidad de manera innata; la formación, la actitud y la experiencia le permiten desarrollar este potencial. Cada ser humano es único e irrepetible en su vida personal y, también, en el ámbito profesional. ¿Cuáles son los distintos tipos de liderazgo habituales en la empresa? En Crearte Coaching enumeramos seis tipos posibles.

1. Liderazgo burocrático

La planificación en el modo de hacer las cosas define a este tipo de líder que es fiel a la hoja de ruta que había previsto dentro de la metodología de trabajo. Por tanto, su trabajo es fiel a las normativa de la empresa. El punto débil de este tipo de liderazgo es la falta de flexibilidad ante el cambio como un hecho posible. Este tipo de liderazgo puede ser muy oportuno en aquellos espacios de trabajo en los que se requiere esta planificación estricta por la naturaleza misma del proyecto.

2. Liderazgo situacional

La rutina de empresa se compone de situaciones, es decir, la rutina no es lineal. De ahí que este tipo de liderazgo apela por ofrecer una respuesta acorde a las necesidades de cada contexto. De este modo, el líder adopta la actitud más constructiva para generar cambios significativos a partir del diagnóstico de cada situación puesto que un tipo de liderazgo puede ser efectivo en una etapa del proyecto pero no serlo en otro periodo.

3. Paternalismo

El líder que adopta este rol en la empresa en la que trabaja fomenta un vínculo de dependencia con sus subordinados al asumir una autoridad con la que puede infantilizar las capacidades de los empleados. Esta situación resulta negativa tanto para los empleados como para él.

Los trabajadores tienen dificultades para evolucionar y crecer puesto que no tienen la oportunidad de asumir nuevas responsabilidades. A su vez, el líder convive con una ilimitada lista de tareas porque tiene dificultades para confiar en la capacidad de los empleados para ocuparse de ellas.

Este tipo de liderazgo puede darse, especialmente, en negocios familiares en los que los vínculos de afecto personal conectan con los lazos de compañerismo profesional.

4. Liderazgo visionario

La persona que tiene la sabiduría de unir la visión en el análisis de la realidad es aquella que tiene la competencia de anticiparse al mañana desde el presente por medio de una proyección que se materializa en retos estimulantes y realistas. Este tipo de líder confía en el potencial del equipo para crear oportunidades de buena suerte en el escenario empresarial por medio de una previsión de las circunstancias y de los posibles límites. Es una persona que consigue comunicar su motivación y convicción a quienes están a su alrededor.

5. Liderazgo sistémico

Esta es una de las formas de entender el liderazgo más importantes que pueden darse en el ámbito de la empresa. El profesional que adopta este rol tiene una visión holística del equipo que dirige. De este modo, todo está interconectado entre sí dentro de este sistema en el que adquiere sentido el propio liderazgo. Cuando los integrantes del sistema se sienten cuidados por el mismo, su nivel de compromiso aumenta.

Recuerda este mensaje de Steve Jobs: “La innovación distingue a un líder de un seguidor”.

6. Liderazgo democrático

La esencia de este concepto es la participación democrática de los miembros del equipo que forman parte de un espacio profesional en el que su criterio es tenido en cuenta. De este modo, el objetivo es alcanzar un consenso en la gestión de los temas. Una de las ventajas de esta organización de los recursos humanos es que los empleados pueden desarrollarse al tener una mayor implicación.

Desde el punto de vista del trabajo en equipo es importante observar cuál es el tipo de liderazgo presente en ese sistema para comprender mejor las variables de la situación actual del mismo.

En Crearte Coaching conocemos los distintos tipos de coaching. Impartimos formación de excelencia para aquellos profesionales que quieren tener un mayor conocimiento sobre el coaching de equipos con el fin de poder trabajar en proyectos de empresa en los que el liderazgo es un factor importante que no se entiende de manera lineal. A su vez, un líder también puede emprender un proceso de coaching con el objetivo de llegar a ser su mejor versión en este rol a partir del autoconocimiento.

Y si estás interesado en liderar desde el coaching no dudes en apuntarte a nuestro curso de Coaching de Equipos y Liderazgo Sistémico.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…