La capacidad de aprender no termina con la vida académica, sino que puede continuar a lo largo de tu biografía por medio de experiencias formativas con las que actualizas tu visión, tus competencias, tus recursos, tus habilidades y tu motivación. La inteligencia emocional puede marcar la diferencia en tu vida personal y profesional. Ante la perspectiva de un nuevo año, impulsado por nuevos proyectos, en Crearte te contamos cuáles son los diez motivos para formarte en inteligencia emocional.

1. Toma decisiones escuchando tu voz interior

Tomas decisiones constantemente. Algunas tienen una mayor trascendencia en tu destino y otras decisiones son más cotidianas. Sin embargo, la elección constituye un hilo argumental en tu historia cuando vives de forma consciente. Si quieres tomar decisiones más inteligentes a nivel emocional, buscando el equilibrio entre razón, intuición y sentimientos, esta formación puede ayudarte a lograr este propósito.

2. Diferenciación en el currículum

Un buen currículum es una excelente carta de presentación en la búsqueda de empleo. La especialización en un sector específico incrementa tu nivel de empleabilidad en ese nicho del mercado. Pero existen competencias que tienen un valor universal, es decir, su aplicación es valiosa en cualquier contexto y circunstancia profesional. La inteligencia emocional es un ejemplo de ello.

3. Quiérete más y júzgate menos

La relación más importante de tu vida es aquella que estableces contigo mismo. ¿Te dedicas el tiempo necesario? ¿Te conoces de verdad? La formación en inteligencia emocional es una experiencia vivencial por medio de la que alimentas el amor propio a través del respeto y la amabilidad hacia ti mismo.

4. Descubre aquello que te hace feliz

Todo ser humano desea ser feliz al buscar la alegría. Eres un ser único. Por tanto, la búsqueda de la felicidad parte desde tu propio punto de vista. Y tú tienes que encontrar tus respuestas en torno a este diálogo filosófico que conecta con el sentido de la vida. ¿Qué te hace feliz a ti en este momento y en esta etapa?

Vivimos en una sociedad marcada por la inmediatez. Existen cuestiones cuya respuesta no parte de la prisa, sino de la calma.

5. Dialoga con tus emociones

Necesitas escuchar tus emociones puesto que tienen mucho que decirte. Tus emociones te transmiten una información. Cuando tapas aquello que sientes o lo reprimes, generas un sufrimiento. Especialmente, si esta situación se produce de manera frecuente. Por medio de la formación en inteligencia emocional puedes dialogar con tu emoción.

6. Descubre tu potencial

Tu vida cambia a partir de tu propia evolución interior cuando conectas con tu ser y tu esencia, y profundizas en tu realidad más allá de la apariencia. ¿En qué escenario vital te gustaría estar dentro de dos años?

7. Habilidades de comunicación

Tan importante como aquello que dices es como lo expresas. A través de la inteligencia emocional puedes incrementar tu nivel de escucha activa, tu empatía, tu asertividad, la negociación, las habilidades sociales y la gestión de la comunicación oral y escrita. Las palabras forman parte de la realidad cotidiana.

8. Prevención del autosabotaje

Esta experiencia es especialmente visible a principios de año cuando la larga lista de deseos hace que el protagonista se sienta desbordado por esa responsabilidad y pronto olvide su compromiso con esas metas. A través de la inteligencia emocional puedes liderar tu presente por medio del establecimiento de objetivos realistas y significativos.

9. Identifica tus creencias

La Navidad es un ejemplo de cómo el entorno puede convertirse en una distracción que nos aleja de nuestra plenitud cuando lo exterior adquiere más protagonismo que lo interno en nuestra vida. ¿Cuáles son tus creencias sobre la realidad, sobre la vida y sobre ti mismo? Por medio de la inteligencia emocional puedes profundizar en esta cuestión tan importante de autoconocimiento porque tus creencias influyen en tu guión de vida.

10. Actitud proactiva

El cambio forma parte de la esencia de la realidad. A través de la inteligencia emocional puedes liderar algunos de esos cambios que nacen por una motivación interna. Y, también, incrementas tu nivel de resiliencia para adaptarte a nuevas circunstancias en procesos que forman parte del vivir. Procesos en los que escuchar y gestionar tus emociones es esencial.

En Crearte te invitamos a participar en el Taller Despertar de la Inteligencia Emocional. La formación en inteligencia emocional puede mejorar de forma cualitativa tus vínculos familiares, tus lazos de amistad, el compañerismo en el trabajo, tu nivel de realización, el descubrimiento de tu vocación, la escucha del silencio y el desarrollo de actividades de tiempo libre. ¡La formación en inteligencia emocional es un regalo de bienestar para ti!

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…