fbpx

Nuevo mes y nuevas posibilidades para seguir llevando la atención plena a tu vida.

Hoy te propongo seguir cultivando tus actitudes Mindfulness poniendo atención a la práctica de la generosidad durante el mes de noviembre.

¿Qué es la generosidad?

Epicuro escribió que es seguro que el hombre que hace felices a otros no puede ser desgraciado. Y es que dar con generosidad es probablemente el mejor regalo que podemos hacernos.

La generosidad como actitud Mindfulness te invita a poner consciencia en tu modo de contribuir al mundo. El poder de esta actitud se pone de relieve cuando experimentas con ella a través de la acción de dar y observas lo que cambia en ti y a tu alrededor. Puedes dar una sonrisa, ofrecer una mirada amable, compartir una conversación, ceder el paso a una persona, escuchar a quien lo necesita. Son muchas las acciones sencillas donde puedes practicar la generosidad. Pues no se trata tanto de dar como de darte.
Como dijo Teresa de Calcuta «No es cuestión de cuanto se hace sino de cuando amor se pone en lo que se hace».

El principal lenguaje del universo es el intercambio entre el dar y el recibir. Donde no hay intercambio la vida deja de fluir como el agua estancada que se acaba pudriendo. Y la generosidad es la mejor actitud para que ese intercambio se produzca libre y fácilmente.

Estoy segura de que, tal como yo, has experimentado muchas veces esa alegría que brota del corazón de forma espontánea cuando das algo de forma altruista. Y es que no solo aumenta tu satisfacción al dar, sino que además contribuyes a incrementar tu autoestima.

Y, aunque son muchas las fábulas e historias milenarias que además afirman que cuando das recibes, este mes te invito a practicar la generosidad sin esperar nada a cambio.

Practicar la generosidad

Para practicar la generosidad de forma consciente durante este mes, te propongo lo siguiente:

  • Pon atención a las oportunidades que surjan donde puedas ser generoso o generosa tanto contigo como los demás. ¿Qué cambia cuando te das cuenta?
  • Lleva un auto registro donde cada noche puedas anotar ¿a quién o a qué he beneficiado hoy?
  • Observa como te relacionas con esta actitud y qué diferencias percibes entre la generosidad hacia ti y hacia los demás, si es que las hay. ¿Qué oportunidades se abren para ti a partir de esta reflexión?
  • Y si, además, eres coach o estudiante de coaching, te invito a reflexionar sobre qué es para ti ser generosa o generoso en tus conversaciones de coaching.

Puedes profundizar en tu práctica de Mindfulness para incrementar tu bienestar regalándote nuestro próximo curso de Gestión del Estrés Basada en Mindfulness (MBSR) descubriéndolo AQUÍ. Estaré encantada de acompañarte.

Y si te has perdido alguna de las actitudes Mindfulness que he ido proponiendo a lo largo del año, las tienes todas en las entradas del blog.

Te espero en diciembre con una nueva actitud: La Gratitud.

Un abrazo consciente y buena práctica.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando...

Abrir chat