Ofrecer sesiones de coaching gratis

¿Es buena idea hacer prácticas gratis como coach? Existe un momento que resulta especialmente complejo para los profesionales del coaching cuando han finalizado su formación. Conseguir los primeros clientes es todo un reto. En primer lugar, porque la competencia en el sector es muy alta.

Y también, porque en muchos casos, quien acaba de finalizar su formación todavía no se siente capacitado para asumir el reto. Sin embargo, como ocurre en cualquier ámbito profesional, el paso más importante para cobrar por los servicios profesionales de una sesión es que tú mismo seas capaz de dar valor a aquello que estás haciendo.

Evidentemente, con el paso de los años irás tomando experiencia práctica, sin embargo, eso no significa que al principio tengas que ofrecer gratis tus servicios. Simplemente, puedes comenzar trabajando con tarifas más bajas y aumentarlas de modo objetivo para poner en valor tu experiencia y conocimiento.

Existe otro motivo por el que creo que es importante no convertir las prácticas gratis en una forma habitual de ganar experiencia. Muchas personas no dan valor a algo si no han pagado un precio por ello. Detrás de una sesión de coaching, incluso aunque se trate del primer proyecto que asumes, hay tiempo de formación, una preparación de esa sesión, una atención plena hacia esta experiencia profesional. Y sin duda, es muy importante que tú mismo des valor a tus servicios. De lo contrario, corres el riesgo de que otras personas infravaloren tu tiempo. Por ejemplo, en este tipo de situación, existe mayor posibilidad de que un cliente llegue tarde a la sesión porque como no ha pagado por ello, no valora ese tiempo en lo que realmente significa.

Como siempre, la respuesta a la pregunta de este post, sobre si es conveniente o no hacer prácticas gratis como coach, no pasa por una respuesta definitiva de sí o no. Es decir, siempre existen matices. Por ejemplo, puede que te surja la oportunidad de colaborar como columnista en un periódico en una sección de coaching. Imagina que se trata de una colaboración sin ningún tipo de retribución económica. Sin embargo, tal vez en ese caso valores la proyección y la visilibilidad que te ofrece esta plataforma de promoción personal si se trata de un medio con una buena difusión de sus contenidos.

En mi opinión, es muy importante que des valor a tus servicios, en primer lugar, porque esto te da autoestima. Sin duda, cualquier profesional que aspira a trabajar en el coaching quiere vivir de ello. Define tus tarifas profesionales y pon en valor aquello que tú puedes aportar a un proyecto. Es posible que al principio te cueste encontrar tu primera colaboración, sin embargo, si ofreces gratis sesiones de coaching corres el riesgo de tener una agenda tan ocupada que no te quede tiempo para lo importante: buscar trabajo.

Es posible que al inicio de tu carrera como coach te falte experiencia profesional, sin embargo, puedes compensar este dato con la formación reciente, la ilusión por trabajar y la visión de un potencial ilimitado. Eso no significa que no puedas ofrecer tus servicios de coaching en forma de voluntariado. En ese caso, te sugiero colaborar con alguna entidad en la que puedas desarrollar este rol pero dentro de un horario semanal muy específico y concreto. De este modo, podrás añadir a tu currículum tu colaboración con esta entidad, en la que es posible que también hagas nuevos contactos de trabajo.

La formación que supera cualquier coach, una formación que en muchos casos es continua, requiere de una inversión económica que, como bien sabes, te supone un esfuerzo. Este es otro de los motivos por los que debes poner en valor tu propio trabajo.

En ocasiones, cuando una persona finaliza su formación como coach y las posibles prácticas, siente tal responsabilidad con su trabajo que teme no estar a la altura de las circunstancias. Surge una especie de síndrome del impostor, es decir, el temor a ser descubierto en algún error o desconocimiento. Sin embargo, ofrecer sesiones de coaching gratis, aunque sea en el entorno más cercano, no te dará la autoestima definitiva que buscas para dar el salto al entorno laboral.

Si has superado tu formación, estás capacitado para trabajar con responsabilidad y ética.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…