La experiencia es un grado en cualquier ámbito profesional pero en aquellos trabajos en los que el trato humano es clave en el proceso, dicha seguridad que aporta el valor de los años de trabajo, ofrecen una autoconfianza que un profesional más inexperto debe de empezar a trabajar poco a poco.

Todo maestro también fue aprendiz en su momento.

Ser coach es una labor apasionante, una profesión que muestra la confianza incondicional en el ser humano ya que el coaching es esa herramienta que ayuda alcanzar objetivos concretos. ¿Pero cuáles son esos puntos de bloqueo ante los que puede ser más vulnerable un coach inexperto?

1. La tendencia de dar consejos a un amigo que sufre es tan humana que un coach inexperto también tiene que tener un gran autocontrol para no dejarse arrastrar por la debilidad de convertirse en consejero del cliente en ciertos momentos. Es positivo tener siempre presente que el cliente encontrará sus propias respuestas a lo largo del proceso.

2. La impaciencia es otro de los puntos de bloqueo de un coach inexperto que puede sentirse intranquilo cuando desde su punto de vista es claro qué debería hacer el cliente y, sin embargo, el cliente sigue enredado en su propio bloqueo emocional.

Este error de impaciencia está causado por la observación del problema externo a partir del propio mapa del mundo y no a partir del punto de vista del cliente, de su mundo y de su vida. Se trata de su historia y es muy importante impulsar al cliente a ser protagonista de su vida, evitando asumir un rol directivo durante el proceso.

3. Vivimos en una sociedad del ruido y la prisa que nos empuja a vivir, en muchos momentos, más conectados con la exterioridad que con la verdad interior. El coach debe de estar cien por cien presente en el ahora durante el proceso no solo desde el punto de vista físico, sino también, desde el punto de vista mental para poder poner una atención plena al cliente.

El hábito de poner atención al presente se fortalece a partir de la experiencia de afrontar nuevas sesiones. En este punto, uno de los riesgos del coach novato es estar más pendiente de sí mismo y de qué pregunta debe hacer de acuerdo a la respuesta previa del cliente. Esta anticipación muestra que el coach no está realmente atendiendo de forma plena el discurso del cliente.

4. Existe un miedo muy humano cuando se trata de practicar coaching de forma profesional: no ser capaz de ayudar al cliente. En términos coloquiales: “no saber hacerlo bien”. Esta es la idea que impide a muchos profesionales dar el paso de cumplir su sueño de montar su propia consulta de coaching y ponen a la espera ese momento ante esa sensación de incapacidad que solo terminará cuando uno mismo asume que, más allá de la formación, siempre existe un grado de desconocimiento y de miedo. Sin embargo, los miedos se afrontan en la práctica.

Existen profesionales inexpertos que se comparan constantemente con otros profesionales consolidados y alimentan este complejo de inferioridad. También puede surgir el síndrome del impostor, el miedo de ser descubierto en la propia incapacidad profesional en algún momento. No existe la perfección en ningún ámbito y buscarla es el principio de todos los fracasos.

5. Uno de los retos más importantes para un coach novato y por supuesto, también para un profesional, es conciliar su trabajo con el seguimiento de su formación y su reciclaje profesional a través de la participación en congresos, la asistencia a cursos, el refuerzo del networking, la lectura de libros y la asistencia a tertulias de coaching. Un coach novato puede sentir que tiene dificultades para gestionar su tiempo y llegar a todo.

6. Como dije anteriormente, el coaching es una disciplina en la que el trato humano es fundamental. Desde este punto de vista, así como el cliente puede tener cierta inquietud en su primera sesión al no saber si sentirá empatía emocional con el coach, también puede ocurrir al revés: el coach puede sentirse ansioso ante el deseo de querer agradar y recibir la aprobación externa.

Cualquier coach toma conciencia de sus propios límites a través de la experiencia práctica de las sesiones.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…