Si trabajas como coach, es muy posible que muchas de las tareas de tu trabajo puedas realizarlas desde casa. El trabajo en casa es una modalidad que comienza a cobrar fuerza en una sociedad cada vez más globalizada. Este opción tiene la ventaja añadida de la conciliación laboral.

Sin embargo, conviene no idealizar el trabajo en casa como un paraíso de felicidad puesto que, precisamente en este entorno, tu nivel de responsabilidad y disciplina debe ser mayor todavía para no dejarte tentar por las muchas distracciones que hay en el hogar. Por ejemplo, la televisión, la nevera, las visitas inesperadas o la comodidad del sofá.

La gestión del tiempo es uno de los pilares fundamentales para que el trabajo en casa no se convierta en una fuente de estrés crónico. De lo contrario, ante la posibilidad de posponer las tareas priorizando otros aspectos, es posible dejar hasta el último momento esas obligaciones que se convierten en urgentes por no haber resuelto ese tema a tiempo.

¿Cómo sacar el máximo partido al teletrabajo? En Crearte Coaching compartimos estos consejos de ayuda para coaches que trabajan desde casa:

1. En primer lugar, crea tu propio despacho, ten una zona de trabajo. Es decir, es muy conveniente no mezclar espacios de ocio y trabajo. Elige un despacho que tiene unas buenas condiciones de luz natural. A ser posible, elige una habitación que está lo más alejada posible del cuarto de estar o de la cocina, zonas de convivencia común y, por tanto, de más ruido.

2. Simplifica el mobiliario de tu despacho para dar protagonismo a una mesa cómoda y muebles de almacenaje en donde poder clasificar archivos, por ejemplo. Simplifica el mobiliario para crear un espacio amplio y diáfano.

3. Establece unos horarios concretos en los que consultar las novedades del correo electrónico. Sin embargo, evita estar cada hora accediendo a tu bandeja de entrada, de lo contrario, puedes perder mucho tiempo.

4. La libertad es la principal base del trabajo. No hay normas fijas e inamovibles. ¿Por qué motivo? Porque aunque es conveniente establecer rutinas de horarios y de tareas, también es muy saludable saber hacer excepciones de vez en cuando para romper el ritmo y reforzar la motivación.

5. A veces, el trabajo en casa, tiene el inconveniente de que el entorno más cercano no lo entiende como tal. Sin embargo, hazles saber que estás trabajando, y por tanto, no pueden estar interrumpiéndote constantemente con cualquier demanda. Informa a tu familia sobre cuál es tu horario de trabajo habitual.

6. Uno de los riesgos del trabajo en casa puede ser el hecho de permanecer demasiado tiempo en el hogar. En ese caso, es bueno cambiar de aires. Por ejemplo, puedes trabajar con tu ordenador desde la biblioteca puesto que estos centros ya tienen conexión wifi. Además, encontrarás un agradable silencio y material de información en la sección de autoayuda.

7. Para conciliar el trabajo en casa con el trabajo en oficina puedes alquilar un espacio coworking. Es decir, esta modalidad cada vez más frecuente te permite disfrutar de un despacho por horas. Reduciendo de este modo, el coste de un despacho tradicional.

8. La clave del trabajo en casa, en ocasiones, no reside tanto en la gestión del tiempo sino en el trabajo por objetivos. Es decir, define cuáles son tus metas para hoy. Qué tareas tienes que haber terminado cuando finalice tu jornada.

9. Para evitar los efectos negativos que puede producir el sedentarismo en la salud es recomendable que en cada hora de trabajo hagas una pausa para caminar por casa y cambiar de postura. De este modo, se activa la circulación sanguínea.

10. Ten especial cuidado con las ofertas de empleo falsas que prometen un gran sueldo por un mínimo esfuerzo. El sector del teletrabajo es especialmente vulnerable ante este tipo de fraude. Comprueba que los datos de la empresa que publica esa oferta son fiables. El mejor modo de prevenir los fraudes es buscar trabajo a través de bolsas de empleo que tienen un éxito reconocido.

Muchas de las tareas de trabajo que forman parte de la rutina de un coach profesional pueden realizarse desde casa. Por ejemplo, responder los correos electrónicos, escribir un libro, actualizar el blog, buscar nuevos proyectos de trabajo o incluso, disfrutar de los beneficios de la formación online, invertir en marketing personal o leer libros y revistas especializadas. El trabajo en casa te permite disfrutar de tu hogar desde una perspectiva diferente. Por último, el consejo final que te damos es que te marques un horario límite para tu jornada. Es muy importante que sepas apagar el ordenador a tiempo porque descansar es esencial para mantener el talento activo. El punto débil del trabajo en casa es precisamente éste: prolongar la jornada hasta tarde.

Si trabajas desde casa y tienes un horario flexible también es muy positivo que aproveches este factor a tu favor. Por ejemplo, si te invitan a una celebración de cumpleaños el próximo miércoles, organiza tu jornada de tal forma que puedas asistir a ese evento social. Esta libertad eleva el salario emocional.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…