¿Cómo potenciar la resiliencia ante las dificultades de la vida? Cuando las circunstancias cambian, este hecho influye en tu realidad más inmediata. ¿Cómo encontrar el equilibrio en medio del caos que podemos llegar a sentir cuando este giro es complejo y brusco? Busca el refugio de ese espacio vital en el que te sientes más conectado a tu propio centro: escucha tu corazón.

1. Amistad

Siente cómo tu esencia trasciende más allá de la perspectiva individual al crear lazos de unión con personas que fortalecen tu resiliencia al acompañarte en este presente. Estas alianzas que surgen del afecto, la comunicación y la solidaridad, refuerzan la esperanza en aquel que siente cómo la magnitud de una dificultad tiene una perspectiva diferente cuando comparte con alguien de confianza, la inquietud por una preocupación o recibe ayuda en la superación de un obstáculo.

¿Cómo potenciar la resiliencia ante las dificultades? Cuidando los vínculos afectivos no solo en un momento complejo, sino también en situaciones felices.

Amabilidad

2. Sé amable contigo mismo y con los que te rodean

Existen muchas circunstancias que cambian a lo largo de la vida, estos factores también pueden tener su reflejo en la evolución de las relaciones de amistad. Sin embargo, la resiliencia crece a partir del efecto nutritivo de la amistad o el amor porque los lazos verdaderamente significativos permanecen, incluso, cuando la realidad se transforma. En un momento de dificultad también puedes retomar el contacto con personas de las que tal vez te distanciaste en algún momento, pero su recuerdo te siguió acompañando con especial cercanía.

Las dificultades ofrecen lecciones de aprendizaje. Por ejemplo, tal vez puedas convertir este factor en una nueva oportunidad que, trasladada al plano de las relaciones personales, dé lugar a la esperanza de nuevos reencuentros que experimentan un especial renacimiento.

Resiliencia ante las dificultades

3. Paciencia

Cuando las circunstancias externas se alejan de tus expectativas no solo en la situación en sí misma, sino también en la evolución del ritmo de los acontecimientos, reflexiona sobre cuál es tu respuesta ante esta situación. La paciencia es un ingrediente valioso en la mirada del presente y en la visualización del futuro.

Y para adquirir nuevas dosis de este componente también puedes viajar al pasado para recordar ejemplos concretos de momentos en los que un desenlace feliz tardó más tiempo en llegar del que habías imaginado.

No solo es positivo ser paciente en la observación de la realidad, sino también en la comprensión hacia uno mismo. Más allá de la exigencia constante, intenta poner en valor tu iniciativa, tu perseverancia, tu deseo de seguir aprendiendo. Mira más allá de los resultados inmediatos de las nuevas acciones que emprendes.

Plan de acción para solucionar la situación

4. Plan de acción

Además de alimentar la paciencia, también puedes adoptar un rol proactivo ante la realidad al responder con creatividad concentrándote en aquello que puedes hacer hoy para gestionar esa situación que, previamente, has identificado como una dificultad a superar. El plan de acción describe una estrategia flexible para realizar los cambios necesarios a lo largo del proceso.

Aceptación del cambio

5. Aceptación

El cambio puede producir incomodidad, especialmente, cuando la dirección del mismo incrementa la sensación de incertidumbre. Cada persona necesita experimentar su propio proceso para vencer la resistencia al cambio que es una posible respuesta ante aquello que sucede. Aceptar la realidad implica asumir un hecho presente, sin quedar continuamente condicionado por la mirada de cómo te gustaría que fuese o cómo era hace un tiempo ese escenario en el que te sentías más seguro.

A veces, los cambios más significativos plantean una despedida cuando desvelan aquello que queda atrás de manera definitiva. Sin embargo, también puedes fortalecer tu resiliencia al sentir el abrigo de aquellos aspectos que siguen acompañándote en este nuevo tiempo. El cambio en sí mismo forma parte de la vida y tiene distintas formas de presentarse. Un cambio que cuando se asimila, amplía la zona de confort previa, gracias a los nuevos aprendizajes adquiridos.

¿Cómo potenciar la resiliencia ante las dificultades de la vida? En el blog de Crearte Coaching compartimos contigo estas cinco sugerencias para seguir aprendiendo a partir de la experiencia. ¿Cómo interpretas esa dificultad y que podrías hacer para responder con creatividad ante aquello que sucede encontrando inspiración en tu mundo interior? Un proceso de coaching es una experiencia de autodescubrimiento que puede ayudarte a generar cambios significativos.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Abrir chat