Aceptación para la Serenidad del 1

Si, como es mi caso, te identificas con el tipo 1 del eneagrama, ser buena persona, actuar de forma íntegra y ser ejemplo para otros, serán algunos de tus motores.

Sin embargo, tus motores pueden convertirse en tu cárcel si vives por y para ellos, si tratas de ser perfecto, de no cometer errores, de no ser pillado en ningún renuncio, de descartar todo lo que no se ajuste a tu modelo de un mundo tal y como “debería ser”.

Relajarte, divertirte, probar cosas diferentes, equivocarte, son algunas de las muchas cosas para las que no sueles darte permiso. Sin embargo, es transitando esos caminos como encontrarás tu propia senda de desarrollo personal.

Como dijo Carl Rogers “la curiosa paradoja es que cuando me acepto tal como soy, entonces puedo cambiar”. Y es que la aceptación es la clave si, como yo, te identificas con el 1. Cuando te aceptas tal y como eres, puedes aceptar a los demás y al mundo, y a partir de ese momento no necesitas buscar la perfección, pues te das cuenta de que todo es más sencillo y perfecto de lo que creías.

Quizá conozcas la breve oración que te dejo a continuación. Tanto si la conoces como si no, léela y toma conciencia de qué significa para ti “Señor, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que sí puedo cambiar, y la sabiduría para distinguir entre ambas”. En mi caso, es aceptar que no puedo cambiar algo y permanecer serena ante ello, lo que más me cuesta.  Sin embargo “sigo en ello”.

Y próximamente, una perla para el despertar de los 2.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…