La Inteligencia Emocional del Equipo. 10 consejos.

Cada ser humano es único e irrepetible. Todas las personas tienen un don, un talento especial. Al trabajar en equipo, la suma de talento de cada miembro aporta un valor añadido al conjunto. Ésta es una de las razones por las que conviene puntualizar que todos los miembros de un equipo son igual de importantes. Pero además, existe una complementariedad entre las distintas funciones realizadas por los integrantes del equipo de trabajo que forman un puzle perfecto.
En Crearte Coaching te damos las claves para trabajar en equipo con inteligencia emocional:

  1. El sentimiento de unidad en el seno de un equipo surge cuando se trabaja por un objetivo común. Más allá de cualquier individualismo, en el seno de un equipo debe existir un compromiso con el proyecto. Los éxitos se celebran de una forma colectiva pero los fracasos también son responsabilidad de todos. Por ello, conviene evitar errores posibles como culpar a una persona en concreto por un fallo cometido. Este tipo de actitudes, dividen al equipo.
  2. Uno de los pilares más importantes en el funcionamiento de un equipo es la comunicación. En el contexto empresarial, existen distintos recursos para potenciar el diálogo. Por ejemplo, es recomendable programar reuniones periódicas. Sin embargo, para que dichas reuniones sean eficaces es recomendable tener en cuenta algunas medidas prácticas: es adecuado concretar el asunto principal de la reunión en la convocatoria (acotar el objetivo). Algunas reuniones se prolongan en el tiempo de forma innecesaria. Para evitarlo conviene especificar de antemano el horario de comienzo y de fin de la misma. Para finalizar, es recomendable dedicar los últimos cinco minutos de la reunión a hacer una recapitulación con las ideas principales.
  3. Adopta una actitud proactiva en la creación de un buen ambiente de trabajo. Existen palabras eficaces en el diálogo de equipo: gracias, lo siento y por favor. Además, toma el ejemplo que surge de la coherencia entre pensamiento y acción como tu mejor marca personal. Dicha coherencia transmite una enorme credibilidad profesional. Motiva a tus compañeros de trabajo a través del refuerzo positivo que surge del elogio sincero. Admirar a los demás, implica tener la humildad de aprender de ellos.
  4. Dentro de un equipo es esencial que cada trabajador tenga su espacio. Por ello, las funciones deben estar muy bien definidas. Además, en la medida de lo posible, se debe de potenciar la autonomía de los empleados.
  5. El papel de un líder es muy importante en el seno de un equipo. El líder es un mentor que gracias a su experiencia, guía a ese equipo hacia el cumplimiento del objetivo. En ese caso, es esencial reforzar la motivación colectiva pero también, la motivación individual porque cada persona tiene unas necesidades concretas. Por ello, el trato personalizado es esencial para que un líder pueda conocer de verdad a las personas que componen su equipo.
  6. El objetivo de un equipo debe de ser concreto, temporal, específico y medible. Además, también es esencial elaborar un plan de acción para alcanzar la meta a partir de la situación presente. Por ello, es muy importante conocer el punto de partida.
  7. La formación es una herramienta de ayuda muy importante para potenciar las competencias teóricas y prácticas de los trabajadores. En ese caso, los cursos sobre inteligencia emocional, coaching y habilidades sociales componen una buena oferta formativa en el contexto empresarial. En la actualidad, la risoterapia también se ha convertido en una buena herramienta de ayuda para relativizar los conflictos de la rutina cotidiana y mejorar el bienestar personal gracias a los efectos terapéuticos del humor.
  8. El afterwork es una práctica que también refuerza el espíritu de equipo ya que gracias a esta práctica los trabajadores comparten espacios de ocio en un contexto distinto al de la oficina. Se conocen mejor y esto ayuda a crear lazos.
  9. Conviene centrar la atención en la solución de los problemas y no dar espacio a la queja que produce una enorme energía negativa. Para trabajar en equipo es importante tener una buena planificación. Pero sin duda, el valor de la experiencia también es esencial en este ámbito. Un equipo también tiene su propio proceso interno. Es positivo dar tiempo al tiempo para que los trabajadores puedan conocerse y adaptarse a la dinámica del grupo.
  10. Piensa en positivo. Para entrenar el optimismo, puedes potenciar el hábito de escribir cada día, en tu diario emocional, tres momentos valiosos de esa jornada en relación a tu equipo.

Ya sabes, si quieres llegar rápido ve solo, pero si quieres llegar lejos, ve acompañado.

Por Maite Nicuesa Guelbenzu
Colaboradora de Crearte, doctora en filosofía, coach y experta en inteligencia emocional.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…