La etapa previa al verano es una de las épocas del año en la que muchas personas hacen balance de las vivencias del plano personal y profesional. Cualquier día es propicio para cumplir este objetivo. En el plano personal, puede ocurrir, por ejemplo, que experimentes gratitud por nuevas amistades que han llegado a tu vida recientemente y por aquellos lazos que evolucionan contigo desde hace años. Las relaciones nacen, crecen y evolucionan a partir del tiempo compartido en común y la creación de nuevos instantes.

Tú eres una persona fundamental en tu historia. Por medio de un proceso de coaching, el cliente puede encontrarse consigo mismo. Además de enumerar los numerosos beneficios de un proceso de estas características también es posible enumerar cuáles son las razones para alimentar esta reflexión. En Crearte Coaching te damos diez buenas razones para conocerte a ti mismo.

1. Tiempo de soledad

Cada persona tiene su propia percepción de la soledad, una percepción que también puede cambiar a partir del momento del protagonista. Al conocerte mejor a ti mismo, experimentas la conexión con tu propia esencia. No solo ahora, sino también en la interpretación del ayer y en la visualización del mañana.

2. Búsqueda de la felicidad

A lo largo de este viaje de la existencia compartirás etapas vitales con otros protagonistas. Pero solo tú puedes estar a tu lado siempre y en todo momento. Podemos aprender a ser mejores amigos de los demás. También podemos construir una mejor relación con nosotros mismos.

3. Resiliencia ante la adversidad

La introspección es uno de los ingredientes de resiliencia que puedes añadir a tu propio inventario de superación personal en momentos de dificultad. Las palabras de ánimo de un amigo pueden alimentar tu motivación. Pero tú también puedes elevar este refuerzo intrínseco por medio de un diálogo interior amable.

4. Búsqueda de sentido de la vida

Una búsqueda de sentido contextualizada en el momento presente ya que las expectativas de una persona también pueden cambiar y evolucionar. Para definir la dirección a seguir, una persona necesita conocerse a sí misma.

5. Vivir el presente con más frecuencia

Una persona se distancia de la presencia consciente cuando está permanentemente ocupada en asuntos que no dejan espacio para la introspección. Cuando alguien pospone este autoconocimiento ante la inmediatez de otras tareas asociadas al cumplimiento de un plazo de tiempo, está distanciándose de sí misma.

6. Tomar nuevas decisiones

Decisiones que estén alineadas con la visión de un proyecto de vida que el protagonista quiere protagonizar. Nuevas decisiones que están afianzadas en la libertad interior que es una manifestación del autoconocimiento. Esta experiencia de descubrimiento no termina nunca puesto que siempre puedes conocer nuevos detalles sobre ti. Para saber hacia dónde te diriges, también debes identificar previamente cuál es el escenario en el que te encuentras.

7. Fortalecer tus relaciones sociales con los demás

La ausencia de introspección incrementa el riesgo de permanecer en relaciones de dependencia o de querer cubrir un vacío interior por medio de la referencia al otro. Por medio de este autoconocimiento no solo tienes una relación más sincera contigo, sino también con los demás. Por medio de esta visión, puedes elegir a tus compañeros de viaje en la vida y alejarte de otros lazos que no te hacen sentir bien.

8. Conectar con lo esencial de la felicidad

Por medio de este conocimiento interior te desprendes de todo aquello que resulta accesorio y accidental en relación con el ser. El ser y el tener se encuentran en distinto orden de realidad pero a veces podemos confundirlos si vivimos permanentemente centrados en la exterioridad.

9. Autoestima

Eres una persona que no solo puedes aportar alegría a la vida de los demás por medio de tu propia luz, sino que puedes transformar tu vida al alimentar tu amor propio con la caricia positiva de la introspección. La autoestima no es invariable y las circunstancias de vida tampoco son permanentes. Tú evolucionas con tu propia realidad externa e interna. Para quererte más puedes empezar por conocerte mejor.

10. Inteligencia emocional y social

Tomar la vida con alegría desde la sencillez de cada día a partir de la referencia de la introspección te ayuda a ser feliz. Porque cada día es diferente aunque visto desde el esquema de una agenda similar parezca idéntico en esencia. Vives inmerso en un proceso de novedad constante como muestra la comunicación en las redes sociales, el escenario online y presencial, la ocupación habitual o la inmediatez tecnológica. Sin embargo, la felicidad de cada día es mayor a partir de la introspección vivida no solo en vacaciones. No es un buen síntoma de felicidad comenzar el lunes deseando que pasen rápido los días de oficina para que llegue el próximo fin de semana. Y la introspección te permite alinear tus pasos con la esencia del ahora.

En este artículo que publicamos en Crearte Coaching enumeramos diez ejemplos de motivos significativos por los que es importante conocerse a uno mismo. Un objetivo de aprendizaje que adquiere su expresión vivencial en el curso de “Especialista en Inteligencia Emocional”. Conócete a ti mismo al compás de las 7 etapas del proceso del despertar de la conciencia. Puedes realizar el ejercicio de escritura de elaborar una lluvia de ideas sobre esta tema. Una lista en torno a los motivos por los que, en este momento, te gustaría conocerte más y mejor a ti mismo. ¿Qué otros motivos te gustaría compartir? Por medio de este autoconocimiento puedes incrementar la creatividad en tu vida personal y profesional al encontrar el fluir con tu propio tiempo.

Foto – Pexels

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…