Hoy te propongo el cuarto de los retos de 2020 para este mes de Abril. ¿Te sumas?

Estrena mes con la intención de habitar tu cuerpo y de comenzar a moverlo de forma consciente.

Sorprende lo preocupados que vivimos por el aspecto de nuestro cuerpo, y lo desconectados que, sin embargo, solemos estar de él.

El cuerpo es el preciado vehículo que nos permite hacer el viaje que es nuestra vida. Capaz de grandes cosas como caminar, sentarse, digerir alimentos, coger y reconocer objetos a través del tacto, calcular distancias, bombear sangre, distribuir oxígeno, producir la energía necesaria para vivir, y un largo etcétera.

Sin embargo solemos dar todo esto por sentado, y no lo valoramos suficientemente hasta que no estamos enfermos o incapacitados de algún modo.

La cuarentena y la preocupación por la situación que estamos viviendo a causa del coronavirus, también están haciendo mella en nuestro cuerpo. Seas más o menos consciente, en tu cuerpo se va guardando la memoria de las emociones a las que no vas dando salida de forma ecológica y hábil.

En la situación que estamos viviendo, son muchas las emociones que necesitamos regular y dar salida. Preocupación, miedo, incertidumbre, tristeza, dolor, rabia, anticipación, y tantas otras que, de un modo u otro, estamos viviendo.

Para ello te invito a moverte de forma consciente durante este mes de abril. Y te propongo un modo de dar salida a esas emociones y pensamientos. A evitar que hagan un nido en ese precioso habitáculo que es tu cuerpo.

¿Qué son Los 5 Ritmos?

Gabrielle Roth, bailarina y música, creó en los años setenta un método para utilizar el baile como un proceso de transformación y crecimiento personal, al que denominó “Los 5 Ritmos”.

Un modelo de aprendizaje en forma de danza dinámica y expresiva que busca la unión del cuerpo, la mente y el corazón. Una forma de meditación activa a través del movimiento, que te ayuda a conocer y a expresar los contenidos que habitan en el cuerpo.

Nos enseñan que la vida es energía en movimiento, nos muestran maneras de expresar la agresividad y la vulnerabilidad, la ansiedad y la calma, los límites y la unidad y nos conectan a los ciclos de la vida. Al nacimiento, la madurez, la muerte y la renovación. Nos reconectan con la sabiduría del cuerpo.

Pensamientos, emociones, hábitos, patrones que se repiten y que podrás trascender a través del movimiento, permitiendo que tu cuerpo se libere y que abra nuevos caminos y posibilidades para ti. Como suelo decir, lo que no está disponible en tu cuerpo, no estará disponible en tu vida.

¿Cuáles son Los 5 Ritmos?

La secuencia se conoce con el nombre de Ola. Y esta ola está compuesta por 5 ritmos: fluido, staccato, caos, lírico y quietud. Una secuencia de inicio y fin de todo proceso vital.

  • FLUÍDO: te invito a practicar el arte de fluir en tu propio cuerpo. Toma contacto con la tierra. Y al igual que una semilla que comienza a germinar, comienza a elevarte de forma muy lenta, con un movimiento ondulante y continuo. Mantén en todo momento las plantas de tus pies en contacto con el suelo. Busca la continuidad en el movimiento, consciente del peso de tu cuerpo, de tu respiración. Un movimiento circular, pesado, lento. En contacto con la tierra, el movimiento de una cosa transformándose en otra. El ritmo de la madre y del despertar de la tierra. Una posible música para este ritmo sería Beautiful tango de Hindi Zahra.
  • STACCATO: te invito ahora a practicar el arte de la resolución, de la definición. A conectar con tu parte guerrera. Esa que representa tu verdad, que defiende lo que te importa, lo que quieres. Conviértete en maestro de los límites. Dibuja con tu cuerpo movimientos enfáticos, expresivos, lineales, en forma de aristas que se repiten. Practica a decir “sí” a esto y “no” a lo otro, desde tu propio cuerpo. Ábrete a lo que deseas. Aléjate de lo que no deseas. El ritmo del padre, del fuego y del corazón. En este caso una canción podría ser Dusted de Leftfiled & Roots Manuva. Lo puedes encontrar en el álbum Rhytm and Stealth.
  • CAOS: practica el arte de liberar tu cuerpo. Suelta, permítete, deja ir lo que sobra. Vuelve a tu cuerpo. Libérate de las ideas sobre lo que eres, libre, intuitivo y creativo. Habitar el caos es practicar ir hacia lo desconocido, sin temer qué hay al otro lado. Cabeza, cuello, columna, torso, brazos, cintura, caderas, piernas, en una danza vibrante, continua, circular, donde tierra y fuego se integran permitiendo ser a lo que es. El agua vibrando en movimiento. En este caso la canción podría ser Silence de Delirium.
  • LÍRICO: el ritmo del aire que nos conecta con lo liviano. Tus pies se despegan del suelo, tus manos buscan el contacto con el aire, la co-creación. El movimiento en forma de olas que se dibujan en el aire, jugando con el viento, trascendiendo lo físico, disolviendo la separación. El encuentro con el otro, con lo otro, con la humanidad compartida. La expresión de lo que eres más allá de ti mismo. Para este ritmo puedes utilizar Salento de René Aubry.
  • QUIETUD: practica el arte de volver a la tierra. Reconecta con la quietud que se mueve dentro y alrededor de ti. Comienza a regresar a la tierra lentamente, con la humildad y la consciencia de los aprendizajes realizados a lo largo de la vida. Deja el pasado en el pasado. Habita tu cuerpo, el presente y la respiración, como un todo. Regresa allí de donde provienes. Listo para volver a nacer, siendo uno con todo. El ritmo del éter, de la compasión y el amor. Y para la quitad puede ser Poem of the Atoms de Salar Aghili. Si no la encuentras de este cantante también la tiene Armand Amar.

¿Para qué reconectar con Los 5 Ritmos en tu cuerpo?

Para ayudarte a desbloquear tus capacidades innatas. A reconectar con los cinco poderíos de la naturaleza que habitan en ti. Tierra en tus huesos. Agua en tu sangre. Aire en tus pulmones y cavidades. Fuego en tus órganos. Y la quietud del sol, que no necesita hacer ningún esfuerzo, para compartir su luz y calor.

En el momento en que diriges tu atención al cuerpo, al movimiento y a sus ritmos, estás reconectando con la vida y con los ritmos de ésta. Lo que te vuelve más real y más vivo. Encárnate, lleva la energía de la mente al cuerpo. Vive tu vida en tiempo real. Haz que ésta se despliegue ante ti, instante tras instante, de una forma más sabia.

Como dijo Walt Whitman “Si algo es sagrado, ése es el cuerpo humano”.

Respira, muévete, suelta y confía. Tu cuerpo siempre encuentra el camino de la verdad.

Ánimo con tu reto y anímate a compartirme tus progresos, dudas y descubrimientos. ¡A por ello!

Beatriz García Ricondo

#crearte12meses12retos
#creandoespaciosdeconciencia
#estotambienpasara
#yomequedoencasa
#crearteentucasa
#autoconciencia
#eldespertardelaconciencia

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Abrir chat