Llegamos al mes de agosto y con él, al octavo de los retos de este 2020. Un año cargado de desafíos. De esos que nos retan a sacar lo mejor de nosotros y que nos confrontan con lo peor, mas de lo que nos gustaría.

¿Te sumas a este nuevo reto? El reto de abrazar el cambio tomándolo con el corazón abierto. Dejándote tocar por él, transformándote a través de él, pues es parte inseparable de tu vida.

Por ello te invito a estrenar mes, poniendo una nueva intención. La de tomar los cambios de forma proactiva. No permitas que los meses se sucedan como las páginas del calendario. Aprovecha cada transición para seguir creciendo y re comprometiéndote contigo y con tu camino.

Qué es el cambio.

El cambio está presente desde el principio de la humanidad. Miremos donde miremos. De hecho, lo único que no cambia es que todo cambia.

Los cambios se van sucediendo en la naturaleza, en el clima, en nuestros propios cuerpos que se ven afectados por el paso del tiempo. Cambian nuestras formas de ver la vida, creencias, valores, como nos vemos a nosotros mismos y a los demás.

El cambio es intrínseco al tiempo. Puede variar el ritmo al que se produce, si bien en un espacio determinado de tiempo, todas las cosas tienden a cambiar de un modo u otro.

Hay cambios que elegimos voluntariamente y por tanto nos gustan. Y otros que sobrevienen de forma más o menos imprevista, trastocan nuestros planes y nuestra forma de vivir.

Sea como fuere, todo cambio te exige desprenderte de algo para tomar algo diferente en su lugar. Si bien, soltar no siempre es fácil y aferrarnos a lo conocido es humano.

Las etapas del cambio.

A mediados de los setenta el psicólogo sueco, Claes F. Janssen, desarrolló una interesante teoría sobre el cambio, que llamó “las habitaciones del cambio”.

Cada vez que afrontamos un cambio atravesamos un proceso interno que podemos explicar en cuatro etapas. Janssen equipara estas etapas a las cuatro habitaciones de una estancia. El tiempo que pasemos en cada una dependerá tanto del tipo de cambio, como de nuestra capacidad para gestionarlo del mejor modo posible.

  • Habitación del Confort: estás cómodo y eres reacio al cambio. Se corresponde con lo conocido. Crees tener todo bajo control. Estar aquí no te consume mucha energía mental pues estás adaptado a ella.
  • Habitación de la Resistencia: sabes que hay algo que empieza a cambiar, aunque no quieras. Esto te produce ansiedad y el deseo de mantener el control. Te aferras a lo conocido negándote a ese futuro que se acerca. De este modo creas una gran tensión interior como resultado de tu propia resistencia al cambio. Emociones como el enfado aparecen en esta etapa.
  • Habitación de la Confusión: cansado de resistirte, estás decidido a avanzar con tu vida. Aunque cuentas con energía y ganas para seguir adelante, no sabes con qué vas a encontrarte. Hay una gran incertidumbre que te produce vértigo y confusión. Emociones de la familia del miedo son habituales en estos momentos.
  • Habitación de la Renovación: hasta aquí llegan quiénes se atreven a seguir caminando, pese a la incertidumbre. Quienes hacen acopio de valor para dejar de lado sus dudas y ponerse a trabajar y a crear los cambios que desean. La curiosidad nos invita a avanzar de la mano de la sorpresa. Y juntas, dan lugar al aprendizaje. ¿Eres de los que llegan hasta aquí?

La hora del reto.

Cada cambio que realizas disminuye tu resistencia al cambio. Con cada paso hacia lo desconocido, amplías tu zona de confort. Para desensibilizarte ante los cambios, comienza a abrazarlos. Da un paso adelante y durante este mes de agosto, haz un cambio cada día.

Comienza por cosas pequeñas. Como tomar una calle diferente para llegar a casa, introducir algún nuevo alimento o ingrediente en tus comidas, cepillarte los dientes con la mano contraria a la habitual, visitar un lugar que no conozcas, etc. Dale a tu imaginación, puedes atreverte incluso a hacerte un corte de pelo diferente. Los límites solo los pones tú.

Aférrate a nada, resístete a nada ¿te atreves?

Ánimo con tu reto, espero tus progresos, dudas y descubrimientos. Sorpréndete de todo lo que eres capaz. ¡A por ello!

Te recuerdo que el equipo de Crearte Coaching, formado por coaches certificados, entre los que nos encontramos profesionales de la educación y de la empresa, pedagogos y psicólogos, te deseamos coraje, consciencia y sabiduría para tu vida. Y para temas relacionados con tu salud, te invitamos a consultar con un especialista en la materia.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Abrir chat