Ya sabemos de la importancia de conocer tu objetivo. A dónde quieres llegar. Sin embargo ¿cómo llegar si no sabes de dónde partes? Difícilmente puedes trazar un ruta si desconoces tu punto de partida.

Por tanto dónde vas y de dónde partes son elementos imprescindibles para convertir tus sueños en objetivos y trazar un plan de acción que te ayude a lograrlos.

¿Qué hacer para ello? Te proponemos lo siguiente:

Se consciente de tu punto de partida en torno a tu objetivo. Aprovecha la oportunidad de conocer tus pensamientos, porque son éstos los que generan tus emociones, que a su vez, determinan tu comportamiento y los resultados que obtendrás con tus acciones.

Has heredado muchas creencias, has aprendido otras, algunas te ayudan a lograr lo que deseas, otras por el contrario, te limitan, trazan un cerco alrededor de tus sueños que te impide salir y ver más allá.

Pon atención, focaliza tu energía en potenciar todo aquello que te ayuda a lograr lo que deseas.

Las personas que prestan atención a sus pensamientos y utilizan técnicas para superar cualquier pensamiento negativo, suelen gestionar sus emociones más eficazmente y sacar más rendimiento a sus capacidades  para lograr sus objetivos.

Te invitamos a ver este vídeo y a tomar consciencia de ti mismo.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…