Un periodo de desempleo puede poner a prueba creencias personales, habilidades previas y expectativas de futuro. Hay días en los que la suerte parece asomarse próxima en el horizonte y otros momentos en los que el desánimo se intensifica. ¿Sabes qué puede aportarte el autoconocimiento en este contexto vital? ¿Cómo puede ayudarte el coaching en un periodo de desempleo?

1. Coaching para reinventarte a nivel profesional con un plan personalizado

La reinvención profesional es posible, pero eso no significa que sea sencilla. Hay muchos pasos y decisiones que debe tomar el profesional que se adentra en una nueva etapa de su carrera y quiere explorar un sector diferente. Sin embargo, si quieres vivir esa transformación, el coaching te brinda herramientas para conseguir tu objetivo. En algunos casos, el profesional que desea reinventarse ya sabe cuál es el ámbito en el que quiere posicionar sus servicios. También es posible sentir el deseo de vivir un cambio importante, pero con dudas al respecto. El coaching es eficaz en todos los casos siempre que el cliente asume su responsabilidad para encontrar las respuestas.

2. Fortalecimiento de la autoestima en un momento clave

La realidad del desempleo puede impactar en el nivel de confianza personal. Podemos llegar a identificarnos de una forma tan notable con el trabajo que, cuando este ingrediente se tambalea, una parte de nosotros mismos también puede experimentar una crisis. Un proceso de coaching durante una etapa de desempleo te ayuda a conocer tu potencial desde una dimensión consciente y holística. En definitiva, no solo exploras las capacidades y talentos que te acompañan como profesional, sino que te adentras en otros matices que forman parte de tu esencia como ser humano.

3. Estrategia para buscar trabajo

¿Quieres encontrar otro trabajo, explorar nuevas alternativas o identificar la meta profesional que más conecta con tu motivación interna? Si ya has decidido el objetivo principal, necesitas una estrategia. El camino del desempleo suele ser más incierto cuando la persona se mueve sin un hilo conductor, sino que improvisa en función de las circunstancias de cada semana. Durante un proceso de coaching tienes la posibilidad de crear una estrategia coherente.

4. Desarrollo de competencias

La actualización del currículum es uno de los pasos que acompaña al proceso de búsqueda de empleo. De este modo, el documento puede reflejar el aprendizaje y la evolución del candidato que, a través de su presentación, refleja sus logros, su formación, su experiencia y sus competencias. En relación con el plano de las competencias, si deseas buscar trabajo, reforzar tu talento y mejorar la visibilidad de tu perfil, un proceso de coaching se convierte en un buen entrenamiento para seguir aprendiendo.

5. Cómo puede ayudarte el coaching en un periodo de desempleo: acompañamiento y conexión contigo mismo

Durante un proceso de desempleo, también hay momentos de soledad y desconexión con el entorno. A veces, la persona se siente poco comprendida por personas del entorno que no siempre hacen comentarios que sean realmente constructivos. En otros casos, la soledad interior también es el reflejo de la desorientación que siente aquel que está en una etapa de incertidumbre. El coaching alivia la soledad, no solo porque un proceso especializado está reforzado por el valor del acompañamiento. En realidad, el auténtico punto de inflexión está en uno mismo y en el encuentro que se produce a nivel interno.

6. Más allá de la suerte o la casualidad: el poder de la proactividad

Si estás en una etapa de desempleo, ojalá que las circunstancias que te rodean pronto muestren su lado más favorable en tu búsqueda. Es decir, ojalá que encuentres distintas ofertas que se ajustan perfectamente a tu perfil y tú seas uno de los candidatos que destaca en los procesos de selección. El azar o la suerte, analizados desde el punto de vista de la casualidad, existen. Aunque el coaching te lleva a potenciar otros factores que son todavía más decisivos: es fundamental que seas proactivo y que sigas dando pequeños pasos.

Hay momentos que pueden situarnos en un horizonte de incertidumbre. Y el desempleo, especialmente cuando se produce en circunstancias complejas, es un ejemplo de ello. En ese momento, el coaching, además de otros recursos de apoyo, puede convertirse en un pilar para potenciar el autoconocimiento, tomar decisiones a corto plazo y mantener una actitud positiva. Hay otros procesos que puedes vivir en un periodo de desempleo. Por ejemplo, fórmate con cursos especializados, consulta información de interés sobre el sector en el que quieres trabajar y practica el networking. El coaching se integra en el plano de la formación. Por ello, en Crearte queremos informarte de que el curso Experto en Coaching, es una formación de calidad que puede convertirse en una auténtica inversión para impulsar el desarrollo profesional. Un curso que se va a desarrollar de forma muy flexible en modalidad presencial y online (para que elijas el itinerario que se adapta mejor a tu realidad).

¿Cómo puede ayudarte el coaching en un periodo de desempleo? Puede darte el apoyo que necesitas para avanzar, crecer y aprender.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (23 votos, promedio: 4,83 de 5)
Cargando...