Cómo el coaching fomenta el empoderamiento femenino

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora que hemos celebrado este mes de marzo, pone de manifiesto la evidencia de las diferencias que todavía existen entre hombres y mujeres en el ámbito profesional.

Solo que a veces, tenemos tan interiorizadas algunas circunstancias del sistema que pueden no resultarnos evidentes a simple vista.

Por ejemplo, existe un techo de cristal evidente que limita el ascenso profesional de tantas mujeres con talento. Mujeres que afrontan límites aparentemente invisibles pero existentes en la sociedad actual.

Igualmente, la maternidad puede suponer todavía un freno profesional en una etapa vital en la que tantas mujeres sienten que tienen que priorizar su vida personal. En un contexto en el que la conciliación resulta utópica en muchos casos. Sin duda, la importancia del feminismo reside, entre otros objetivos, en poner en valor el ejemplo de tantas mujeres valiosas a lo largo de la historia. Una historia que en los libros de texto está marcada por la omnipresencia masculina en filosofía o literatura, por ejemplo. De este modo, la mujer parece condenada a la invisibilidad.

La inteligencia emocional fomenta el desarrollo personal

Sin duda, la inteligencia emocional incrementa el empoderamiento de hombres y mujeres. Es decir, ellos también pueden desarrollar una nueva mirada de sí mismos lejos de estereotipos y etiquetas como el rol de la fortaleza desprovista de emoción. Así lo muestra el dicho popular que afirma que “los hombres no lloran”. El lenguaje universal de las emociones, permite a cada ser humano conectar con su verdadera esencia porque sentir no es un signo de debilidad sino de humanidad.

Del mismo modo, el coaching también puede ser una herramienta para impulsar el empoderamiento femenino. Muchas mujeres inician un proceso de coaching con la idea de revisar aquellas creencias que pueden ser un límite a su propio desarrollo con el objetivo de emprender nuevos caminos a pesar de los miedos. Objetivos tan importantes como montar un negocio. Solicitar un ascenso en el trabajo. Pedir un aumento de sueldo. Luchar por una meta deseada. Ganar autoconfianza en una exposición en público. Superar una entrevista de trabajo. Estas son solo algunas de las metas posibles.

¿Qué otros factores muestran que todavía queda un largo camino por recorrer en la lucha por la igualdad? La creencia equivocada de considerar que un tipo de trabajo es masculino y otro femenino. Por ejemplo, el empleo doméstico es ejercido principalmente por mujeres. Igualmente, las diferencias de salario que están presentes incluso en Hollywood. Algunas actrices han afirmado cobrar menos sueldo que sus compañeros de reparto. Del mismo modo, en momentos de crisis económica, las mujeres sufren de un modo especial las consecuencias de las condiciones de un sistema precario.

Cómo impulsa el coaching el desarrollo femenino

El coaching es una herramienta de apoyo que puede ayudarte a alimentar tu verdadero potencial. Un medio para desarrollar un plan de acción personalizado. Una hoja de ruta en la que enfocarte en tus fortalezas para salvar esas debilidades que pueden surgir en el camino. Sin duda, el coaching puede ser una herramienta fundamental para la igualdad de género en el seno de la empresa al formar a los trabajadores en todos los departamentos. También en la dirección. Se trata de crear una cultura de empresa en la que la ética de defender los derechos de las personas, sea una vocación esencial.

El coaching puede impulsar a muchas mujeres a conectar con su verdadero talento. Al creer en sí mismas, ganan la fuerza necesaria para lograr sus metas. Como lectura de desarrollo personal te doy una idea. El libro “Platón para soñadores“. Una obra de Allan Percy en la que vas a encontrar tips de filosofía cotidiana para hacer realidad tus mejores ideas. El libro me ha encantado porque toma como eje conductor de las propuestas, el pensamiento del filósofo griego y otros autores.

El empoderamiento femenino significa, además, defender el derecho a la propia felicidad. Sin duda, el coaching tiene un papel histórico actualmente. Tan histórico como el de la propia filosofía. Siempre que sea practicado como una vocación para la excelencia. Y no como una mera herramienta de marketing.

Que la vida siempre te encuentre viviendo. Tú eres el alma de tu destino. Y la luz de ese microuniverso que está en tu corazón. Ojalá que con todos tus sueños puedas crear tu personal universo de estrellas. Muchas gracias por visitar el blog de Crearte, tu escuela de coaching. Puedes hacer tus aportaciones en forma de comentario. ¿Qué crees que es importante para conseguir esa meta tan justa de la igualdad?

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…