En estos días empezamos a ver las luces de navidad en las calles, los dulces en las tiendas, a conversar sobre qué haremos en estas fiestas, sobre dónde o con quién cenar o comer en Navidad, y sobre cuánta lotería comprar a ver si esta vez, por fin, tenemos suerte.

Conversamos mucho sobre el “qué”, qué hacer y no hacer, y no tanto sobre el “cómo”. Cómo queremos vivir estos días que nos regalan la posibilidad de mirar la vida de un modo diferente, de mirarnos de un modo diferente.

La Navidad nos habla de valores. Valores como el amor, la generosidad, la humildad, la gratitud, la solidaridad, la reconciliación, la paz, la familia. Nos habla de la posibilidad de abrir nuestro corazón, de sentir la alegría de estar vivos y de compartirla con quienes nos rodean.

Y ahora puedes elegir. Elegir cómo y para qué vivirla. Pues como dijo Jean Paul Sartre de lo único que no somos libres es de dejar de ser libres.

Eres libre de elegir si deseas vivir estas fechas como otro período de estrés en el que te obligas a hacer muchas cosas que no quieres, a comprar cosas que no necesitas, a comer lo que no te hace bien, a asumir compromisos que no llenan tu corazón, o si deseas vivirlas como un momento para dar prioridad a lo que de verdad te importa y renacer a la vida que quieres para ti. Y es que la Navidad hace referencia a un nacimiento, al de tu alegría de vivir.

¿Y si decides vivir estas fechas como esa posibilidad de renacer? Para hacerlo te propongo las siguientes cuatro claves:

  • En primer lugar, identifica tus valores. Los valores son el motor de nuestras vidas, el combustible que sostiene nuestras acciones y que nos lleva a preferir, apreciar o elegir unos comportamientos en lugar de otros. Cuando nuestras acciones están alineadas con nuestros valores nos sentimos satisfechos y plenos. Tenemos claridad, sabemos quiénes somos y a dónde vamos, y nos sentimos coherentes por ello. Elige 5 valores que representen qué es lo que realmente te importa en este momento de tu vida.
  • En segundo lugar, prioriza dichos valores. Ordénalos según la importancia que tienen para ti. ¿Cuál de esos valores es el más importante en tu vida ahora? Si sólo pudieses quedarte con uno ¿cuál sería? La respuesta a esta pregunta es tu valor fundamental. Cuando lo hayas identificado pasa a tu segundo valor, y continúa hasta que los clasifiques en una jerarquía de mayor a menor importancia. Una frase que puedes usar es “En un mundo sin ……. pero con ………. ¿qué elegiría?”
  • A continuación evalúa tu nivel de satisfacción actual sobre cómo llevas estos valores a la práctica a través de tus comportamientos en tu día a día. Puedes valorarlos de modo que “1” represente “totalmente insatisfecho” y “5” “totalmente satisfecho”. Reflexionar sobre esto te dará una idea muy aproximada de en qué medida sientes que estás siendo fiel a tus valores y por tanto a ti mismo. Cuando nuestras acciones son fruto de nuestros valores no albergamos dudas y nuestra autoestima crece de manera natural.
  • Y por último, decide qué nuevos comportamientos poner en marcha para vivir desde cada uno de tus valores. Para ello elige aquellos valores en los que tu nivel de satisfacción sea menor y conviértelos en nuevos comportamientos. Si para ti la confianza es un valor fundamental ¿qué nuevas acciones puedes realizar que te ayuden a vivir desde este valor?

Realizado este ejercicio no solo habrás reflexionado sobre lo que realmente es importante para ti y sobre cómo llevarlo a tu día a día a través de tus comportamientos, sino que además dispondrás de una brújula en todo momento para tener una actuación consistente en cualquier situación. De modo que cuando te enfrentes a cualquier decisión del día a día, podrás verla a la luz de tus valores, y sabrás de un modo natural cuál es la elección más adecuada para ti.

¡Vive tu Navidad todos los días de tu vida!

Y si quieres descubrir mucho más sobre ti y sobre cómo vivir una vida plena, además de desarrollar una nueva profesión, te esperamos el 13 de diciembre en nuestro último taller del año “Descubre el Coaching” 3 horas vivenciales para aprender, disfrutar y descubrir la potencia del coaching aplicado a tus metas personales.

Y a partir del 20 de enero, en 9 fines de semana, podrás disfrutar de nuestro curso “Experto en Coaching Profesional” acreditado por ICF, con 265 horas de formación práctica para adquirir y desarrollar las competencias del coach de forma fácil y cómoda, desarrollar todo tu potencial personal y también, si lo deseas, trabajar profesionalmente con otras personas como Coach.

Mas información en www.creartecoaching.com, en info@creartecoaching.com y en el 910 815 241.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…