fbpx

Actúa de acuerdo a tus valores y gana paz, satisfacción y alegría.

Seguro que a veces te encantaría tener una brújula que te indicase qué dirección tomar cuando no tienes las cosas claras. Si es así, hoy tengo una buena noticia para ti. Esa brújula ya la tienes, solo debes aprender a usarla.

Tu brújula son tus valores, eso que realmente es importante para ti. Cuando tienes claro lo que es importante, tomar decisiones y elegir un camino en momentos de confusión o dificultad, resulta mucho más fácil. ¿Verdad?.

Para ayudarte a usar esa brújula, hoy te propongo cuatro sencillos pasos:

Identifica tus valores:

Los valores son el motor de nuestras vidas. El combustible que sostiene nuestras acciones y nos lleva a preferir o elegir unos comportamientos en lugar de otros. Cuando tus acciones están alineadas con tus valores ganas satisfacción y plenitud. Tienes claridad. Sabes quién eres y a dónde vas. Y sobretodo, te sientes coherente por ello. Por tanto, elige 5 valores que representen qué es lo que realmente te importa en este momento de tu vida.

Prioriza dichos valores:

Ordena tus valores según la importancia que tienen para ti. ¿Cuál de ellos es el más importante en tu vida ahora?. Si sólo pudieses quedarte con uno ¿cuál sería?. La respuesta a esta pregunta es tu valor fundamental. Cuando lo hayas identificado pasa a tu segundo valor. Y continúa hasta que los clasifiques todos de mayor a menor importancia. Una frase que puedes usar para ayudarte es: “En un mundo sin ……. pero con ………. ¿qué elegiría?”

Evalúa tu nivel de satisfacción actual:

Revisa cómo llevas estos valores a la práctica a través de tus comportamientos en tu día a día. Puedes valorarlos de modo que “1” represente “totalmente insatisfecho” y “5” “totalmente satisfecho”. Reflexionar sobre esto te dará una idea muy aproximada de en qué medida sientes que estás siendo fiel a tus valores. Lo que te lleva a en qué medida te estás siendo fiel a ti mismo, a ti misma. Date cuenta de que cuando tus acciones son fruto de tus valores, no albergas dudas. Y tu autoestima crece de manera natural.

Elige tus nuevas conductas:

Y por último, decide qué nuevos comportamientos quieres poner en marcha para vivir desde cada uno de tus valores. Para ello elige aquellos valores en los que tu nivel de satisfacción sea menor. Cuando los tengas, conviértelos en nuevos comportamientos. Si para ti la confianza es un valor fundamental, pregúntate ¿qué nuevas acciones puedo realizar que me ayuden a vivir desde este valor?. Y así, con cada uno de ellos.

Cuando lo hayas hecho, no solo habrás reflexionado sobre lo que realmente es importante para ti. También habrás decidido cómo llevarlo a tu día a día, y además dispondrás de una brújula, en todo momento, para actuar consistentemente en cualquier situación. Cuando te enfrentes a cualquier decisión del día a día, podrás verla a la luz de tus valores. Y, sabrás de un modo natural, cuál es la elección más adecuada para ti.

Y para aprender mucho más sobre cómo guiarte por tus valores, y cómo alinearlos con tus comportamientos, descubre nuestro Curso de Experto en Coaching. Un extraordinario viaje de auto descubrimiento del que además, si lo deseas, podrás hacer una profesión con la que acompañar muchos otros viajes.

¡Feliz Viaje! #creandoespaciosdeconciencia

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Abrir chat