Las creencias tienen un nivel de influencia directo sobre tu realidad. Por medio de la PNL y de un proceso de coaching, un cliente puede conocerse mejor a sí mismo al identificar cuestiones esenciales como las creencias limitantes.

Creencias que interioriza como verdaderas a partir del efecto de la repetición de ese mensaje. Sin embargo, las creencias limitantes no tienen una base de verdad absoluta, simplemente, la persona ha quedado condicionada por el mensaje que plantea esa afirmación en forma de límite.

El efecto negativo de las creencias limitantes

Las creencias limitantes pueden condicionarte en todas las esferas de la vida: en tus relaciones de amistad, en tu vínculo de pareja, en la forma en la que visualizas el futuro, en cómo te predispones ante el presente, en el trabajo, en cómo te relacionas contigo mismo y en cualquier aspecto de la existencia. Creencias que adquieren un alcance ante el que la persona se siente empequeñecida en términos de capacidad e influencia. Así ocurre cuando te identificas de forma absoluta con esas creencias.

Aunque las creencias pueden tener múltiples matices, en síntesis, remiten a dos realidades habituales: creencias que apuntan a aquello que se observa como posible o creencias que indican la situación contraria. Las creencias limitantes son aquellas que te llevan a la conclusión de pensar que algo es imposible.

Estas creencias limitantes producen el efecto de una cadena en la libertad humana que arrastra los miedos en forma de “no puedo” o “no soy capaz”. En el inicio de un nuevo año es habitual definir el horizonte de los nuevos objetivos a alcanzar. Sin embargo, también sería muy necesario acompañar este ejercicio de visualización de la introspección en torno a qué ideas limitantes condicionan el resultado mismo de las acciones llevadas a cabo.

No te identifiques con tus creencias

Porque el punto de llegada está en conexión con el lugar desde el que partes. Y cuando partes de creencias limitantes, estás iniciando un proceso desde la duda, la inseguridad, la desconfianza y el miedo. No es posible transformar las creencias limitantes en otros mensajes de empoderamiento en cuestión de un solo día porque tampoco has interiorizado esos mensajes en una sola jornada.

Sin embargo, el tiempo siempre está de tu parte cuando se trata de hacer este cambio. Es decir, no importa la edad que tengas: estás en el momento oportuno para desaprender ciertas creencias e integrar otras nuevas. Esta es, precisamente, una de las principales premisas limitantes del guión de vida. Pensar que una persona no puede cambiar de forma significativa a partir de cierta edad porque en realidad, esta afirmación también es fruto de la comodidad. Alguien puede no sentirse plenamente feliz, sin embargo, estar cómodo en esa posición a través del efecto de la costumbre. Esto hace que una persona pueda caer en la trampa de la felicidad aplazada.

Sueños pendientes de cumplir

Las creencias limitantes producen un peso significativo. Es un peso invisible, sin embargo, tú lo sientes. Lo sientes especialmente cuanto más numerosas son estas afirmaciones y mayor trascendencia tienen en relación con cuestiones vitales de la existencia. Porque detrás de estas creencias queda el peso de la insatisfacción, los sueños pendientes de cumplir y el pesimismo.

En el inicio de este nuevo año, tal vez no necesites con urgencia marcarte nuevos objetivos, sino realizar este proceso de reflexión en torno a qué creencias están condicionando tu realidad. Puesto que haciendo este cambio, sentirás como la definición de un nuevos objetivos y el deseo de avanzar desde el presente fluye de manera natural.

Por tanto, ante la emoción por el inicio de un nuevo año, el cambio trascendental en tu destino puede verse reforzado no tanto por el planteamiento de nuevos objetivos, sino por la identificación de las creencias limitantes y la implicación personal en su transformación por otros pensamientos de superación. Por medio de la PNL puedes aprender a modificar tus creencias limitantes a través de un primer paso muy importante: cuestionar esos mensajes que te dices a ti mismo en tu diálogo interior como si fuesen imperativos inamovibles. Tus creencias limitantes hablan de tu representación del mundo y esta representación no remite de forma objetiva a la realidad.

Cambia tus creencias con PNL

En Crearte Coaching te invitamos a participar en el curso de Practitioner en PNL que impartimos en nuestra escuela. Porque tu  vida cambia, principalmente, cuando tú evolucionas a nivel interno. Es esta evolución interior la que crea un contexto favorable para la creación de nuevas circunstancias. Mientras que las creencias limitantes te limitan en la forma en la que te miras a ti mismo, las creencias poderosas dirigen tu mirada a tu potencial de realización. Es decir, a cómo puedes llegar a ser. Porque eres un ser único e irrepetible, con talento, libertad, creatividad, sensibilidad y recursos internos que puedes desarrollar y perfeccionar.

En esta recta final de año te hacemos esta pregunta cuya respuesta te implica como protagonista de tu vida: ¿Cómo influyen tus creencias limitantes en tu historia? Si deseas compartir una reflexión, puedes hacerlo a través de un comentario. ¡Muchas gracias por participar en el blog!

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…